WORDS

Eso es todo?

Eso es todo? Esa sensación de vacío. No vacío sino que no bastante.
No es bastante. Nunca es bastante. Nunca es lo bastante intenso.

Cuando lo tienes todo bajo control, todo está organizado. Tienes tiempo para todo. Haces tiempo para lo que realmente te gusta. Y llegas a ese tiempo para lo que realmente te gusta.

Tocas la quintaesencia de la soledad. La soledad elegida. La soledad deseada. Una soledad feliz.

Y llegado al momento. Esto es todo…

No encuentras la fuerza de hacer. No encuentras la voluntad. Te hace preguntarte: “Qué es lo que realmente te mueve?”. La idea de esta actividad y la actividad en sí.

El resultado quizás? No.
El resultado huele a hoguera olvidada.
El resultado brilla por segundos, raras veces compartido.
Raras veces entendido. Ni tus propios padres. Ni tus mejores amigos.

Nadie puede entenderlo. Ni tú puedes entenderlo.

Quieres salir y andar bajo los árboles, pero hay que cruzar la ciudad para hacerlo. Sabes que si vas, te llenará de motivación, de ganas de hacer. Pero no sería eso otra vez… La motivación de la idea de la acción?

Qué coño pasa con la acción. Qué coño pasa conmigo.

No sabes disfrutar de las cosas. No sabes disfrutar del presente. Suena a tópico pero es más preciso que eso. Son esas cosas… El placer. Está, no está. Está pero no lo sientes. Está pero no sabes verlo. Está, y lo normal, lo correcto, lo natural, sería vivirlo.
Y no eres capaz.

Entonces piensas: “Sólo es esto?”, no hay más?
Sólo es esto, y va a ir a peor.
Cada vez será más tranquilo, más ordenado, más callado. Más como debe de ser.
Ya no habrán explosiones. Ya no habrán conexiones.
El horizonte, encefalograma plano.

Este barco se va sin ti, lleno de mediocridad.
Pero él, al menos, se va.

Esta noria rueda sin ti, llena del qué dirán.
Pero al menos, rueda.

Esta nube llueve sobre tu ventana, llena de tristeza.
Pero al menos, llueve.

Los libros se quedan ordenados por tamaño.
Las creaciones escondidas en un armario.
Todo está listo para la acción.
Hablas contigo mismo sobre esa acción.

5, 4, 3, 2, 1…

Silencio.
Todo sigue.
Solo es esto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *